Diseño de exposiciones. La importancia de la comunicación en museos

Comunicación con el visitante
La importancia de la comunicación en museos

 ¿Qué papel juega el diseño de exposiciones en un museo?

El ejemplo mas claro de la no existencia de estrategia de comunicación en museos, es cuando entramos en una exposición y no sabemos por dónde empezar a mirar.

A veces nos da incluso la sensación de ser un almacén. Vemos una serie de Obras que parecen acumuladas y no expuestas. No se les da el espacio que necesitan o se explica el porqué de su importancia…

El visitante no sabe cual ver primero y todas parecen despertar el mismo interés.

El diseño de interior expositivo, busca la solución a éstos problemas, y a la vez, organiza el proceso de comunicación con el visitante.

Un ejemplo comparativo a la hora de hacer mas atractivo el contenido, es el de los gabinetes de las curiosidades del siglo XVI y XVII en Inglaterra. Personas que viajaban, recolectaban numerosos objetos de sus viajes y formaban una colección llena de curiosidades.

Cuando imagino una visita a una de éstas casas… Probablemente el anfitrión, estaría horas y horas hablando de cada uno de los objetos que posee. Curiosidades, técnicas de ejecución, utilidad, entorno en el que lo encontró… Y al final te hablaría de su objeto mas preciado, el que nunca vendería, es decir, el de valor incalculable.

La labor de entretenimiento, despertar la curiosidad y comunicación de cada una de las piezas recaía sobre una sola persona. ¿Hemos perdido la magía de la comunicación en nuestros museos y los hemos convertido en templos para eruditos? ¿O aún peor almacenes?

Reforzar la comunicación con diferentes estrategias que ayuden a despertar la curiosidad del visitante y hacer de la visita toda una experiencia, como si visitaras la casa de un coleccionista del siglo XXI

Estrategias en diseño de interiores de museos y espacios expositivos

Como comunicar con el visitante


4 estrategias para mejorar la comunicación con el visitante

#1 Adecuar el contenido a las diferentes audiencias.

No puedes explicar un concepto técnico de la misma forma a un científico que a un niño.

Es muy importante conocer al público objetivo.Una vez conoces tu público objetivo, es necesario hacer accesible el contenido al mayor número de visitantes posibles. Es decir, personas con dificultades, diferentes edades, diferentes idiomas, diferentes intereses.

Como ejemplo de ésto, puedo destacar nuestra experiencia explicando conceptos tan complejos como la ciencia detrás del cambio climático a una audiencia de 7 a 12 años en el centro de Ciencias de Singapur

#2 Interactuar con el contenido.

¿De que forma podemos despertar el interés del visitante?

En mi experiencia he descubierto que muchos amigos se aburren al visitar museos porque no conocen parte de la técnica que existe detrás de una obra de arte, o algunos de los retos a los que se enfrentó el artista. Pero si éste contenido se encuentra escrito en un folio al lado de la obra… y así sucesivamente a lo largo de toda la exposición… la monotonía puede llegar a matar a la curiosidad.

¡Interactivos si!, pero variados. Siempre que nombras la palabra interactivo, viene a la cabeza una pantalla táctil.Y de nuevo, el abuso de pantallas táctiles puede causar la misma monotonía que el abuso de páginas de texto. En realidad interactivo hace referencia a interactuar con la obra. Hacerlo atractivo mediante juegos, tocar replicas, probar técnicas creativas, entender métodos de fabricación… construir ensambles, conocer las capas, comprender la ciencia que existe detrás. Existen numerosas técnicas para interactuar con la obra o pieza expuesta a parte de pantallas o páginas de texto. Los museos son el lugar perfecto para hacer cosas y jugar a descubrir. Como ejemplo, nuestra experiencia con el workshop de máscaras en Rainham & Rochester.

#3 Recorrido del visitante

¿De que forma recorre el visitante la exposición?

Una parte fundamental de la comunicación en museos es la narrativa que sigue la exposición. Es decir, ¿qué historia queremos contar? y cómo se distribuye a lo largo del museo.

Crear un recorrido claro, tematizado, con diferentes ambientes y donde se desarrolle el Storytelling ayuda a hacer el recorrido mas dinámico y curioso.

#4 Presentación de obras

Si vamos del conjunto a la parte, la forma de presentar la pieza, es fundamental a la hora de comunicar en el diseño interior expositivo. ¿De que forma se ilumina?, ¿que ambiente se crea?, ¿a que altura se sitúa?, ¿que colores la rodean?… Son solo algunas de las variables a tener en cuenta a la hora de exponer, sin olvidar requerimientos especiales de conservación.

Un ejemplo de tratar cada pieza de la exposición con gran cariño, es la exposición Savage Beauty de Alexander McQueen. Cada traje está colocado en el entorno que inspiró a Alexander MCQueen para la creación de la colección y cada sección comunica el concepto de la exposición. La iluminación, esta elegida cuidadosamente acorde con el ambiente que se quiere crear y a la vez, realza la volumetría del vestido, color, brillos…

Si estas interesado en otros artículos relacionados con el diseño de exposiciones y museos, te recomiendo que visites:

 

Deja un comentario